Guía para escuelas y otras instituciones

Alumnos del Indian International School, Singapur

Alumnos del Indian International School, Singapur

Introducción

En estos tiempos de transformación y agitación social a nivel mundial, cada vez hay más personas de todo el mundo que buscan la concentración, la purificación y la paz mental a través de la práctica de la meditación Vipassana. Vipassana significa "ver las cosas como realmente son" y es un proceso lógico de purificación mental a través de la auto-observación. Muchas personas llegan a Vipassana a una edad avanzada, y quisieran haber encontrado esta técnica antes ya que es una forma muy efectiva de aprender el arte de vivir en paz y en armonía.

El momento ideal para dar los primeros pasos en este entrenamiento mental es en la infancia, ya que, a partir de los 8 años, los niños pueden aprender con facilidad la técnica de la meditación Anapana. Anapana es el primer paso en la práctica de la meditación Vipassana. Se trata de observar la respiración normal y natural, como sale y como entra. Anapana es una técnica sencilla que ayuda a desarrollar el poder de concentración de la mente. Es fácil de aprender, objetiva y científica. La respiración es el objeto ideal de meditación, porque siempre está disponible y observarla es una práctica completamente no-sectaria. Anapana es muy distinta a otras técnicas que se basan en regular la respiración de manera artificial. No hay ritos ni rituales en la práctica de Anapana ni en la manera de presentarla. Se presenta en un formato no-sectario, y por eso es ideal para ser enseñada a niños en programas escolares en todo el mundo. Este enfoque viene del Buddha, que redescubrió y enseñó esta técnica hace unos 2.600 años. El Buddha jamás enseñó una religión sectaria, enseñó el Dhamma - el camino de la liberación - que es universal. Siguiendo esta tradición, esta técnica se presenta con un enfoque completamente no-sectario. Por eso atrae profundamente a personas de todo origen, de todas las religiones o de ninguna religión, de todas partes del mundo.

Escolares en centros del Reino Unido y Malasia Escolares en centros del Reino Unido y Malasia

Escolares en centros del Reino Unido y Malasia

 

Objetivos

Además de ayudarles a calmar y concentrar la mente, Anapana ayuda a los niños a entenderse mejor a sí mismos y a comprender cómo funciona la mente. A medida que aprenden a calmar y concentrar la mente, adquieren el dominio de sus impulsos y acciones. Desarrollan una fuerza interior que les ayuda a elegir acciones correctas y adecuadas en vez de acciones equivocadas. Esto es un resultado natural de la técnica. Por eso, Anapana les proporciona una herramienta para hacer frente a los temores, las ansiedades y las presiones de la infancia y de la adolescencia. Gracias a la simplicidad de esta técnica, a los niños les es fácil practicarla y entenderla y suelen valorar su carácter científico y universal.

Desde hace más de 20 años, se han llevado a cabo miles de cursos de Anapana exclusivamente para niños en todo el mundo. Estos cursos han resultado ser muy provechosos para los miles de niños que han asistido. Muchos de ellos han experimentado un cambio positivo en sus opiniones, comportamiento y actitud. Muchos han descubierto que su capacidad de concentración ha mejorado y que su memoria se ha fortalecido. Y, sobre todo, estos niños han adquirido una herramienta de inmenso valor para el resto de sus vidas.

Ensayo para una clase de "nadalogía" en Alemania/em>

Los niños son, por naturaleza, activos y entusiastas y tienen el afán de aprender y explorar. Por eso es conveniente ofrecerles la oportunidad de indagar en sí mismos y explorar sus propias mentes con todas sus facultades ocultas, habilidades latentes y complejidades sutiles. Aprender Anapana es una forma de plantar la semilla de un interés sano en la introspección y en la meditación, y más adelante, esto les puede abrir las puertas a una nueva dimensión de la vida.

Los cursos de Anapana para niños llevan realizándose desde 1986. Estos cursos se han ofrecido a niños de diversas edades y grupos socioeconómicos y culturales. Se han llevado a cabo en centros de meditación Vipassana, y también en escuelas y en otras instituciones, o bien como cursos residenciales y no residenciales.

Puesto que los cursos de Anapana para niños se llevan a cabo en escuelas o centros de meditación Vipassana, se recomienda que, después del curso, los estudiantes tengan la oportunidad de seguir practicando Anapana en la escuela durante un corto período cada día para sacar el máximo provecho posible de la práctica.

Estudiantes siguiendo con la práctica en un instituto de educación secundaria en Malasia.
Estudiantes siguiendo con la práctica en un instituto de educación secundaria en Malasia.

 

Requisitos

Los cursos admiten estudiantes de ocho a dieciocho años. Se deben organizar cursos distintos para dos rangos de edades: uno para los pequeños de 8 a 11 ó 12 años, y otro para los niños y niñas entre 12/13 y 16 años, o hasta 18 años en algunos casos. Éstos serían los grupos ideales, pero en ocasiones también se tienen en cuenta otras combinaciones. Estudiantes de menos de ocho años y los que tienen más de dieciocho años no podrán participar en los cursos Anapana para niños.

Se recomienda un número máximo de 50 niños por curso. Los cursos de más de cincuenta niños, posiblemente necesiten más Profesores de Cursos de Niños (PCN) para poder ser realizados.

 

Horario

En los últimos años se han desarrollado y aplicado con éxito varios programas en escuelas. Se pueden realizar cursos no-residenciales de uno o dos días durante el horario escolar. Además de organizar cursos durante la semana escolar habitual, también se pueden organizar cursos en la escuela los fines de semana o durante los períodos de vacaciones (véase el ejemplo de horario). En las escuelas residenciales, se puede estudiar la posibilidad de realizar cursos residenciales de tres días. El horario depende de la duración del curso y de si éste es residencial o no. El calendario debe ser modificado para evitar momentos en que otros estudiantes que no participan en el curso puedan interactuar con los niños que participan en el curso. Se debe programar el tiempo suficiente para contar con períodos de meditación, de discusión o de verificación (cuando el PCN se reúne con grupos pequeños de niños para reforzar la práctica), discursos e historias, comida, descanso, juego, etc. En total, un curso de un día dura como mínimo unas seis horas.

El profesor que dirige el curso convendrá el horario junto con los organizadores y el administrador de la escuela.

 

Requisitos para instituciones

Para iniciar el proceso de organizar un curso de Anapana para niños en una escuela, el administrador o director de la escuela debe enviar una solicitud formal al Coordinador Regional de Cursos para Niños, a un Profesor de Cursos de Niños o a un Centro Local de Meditación Vipassana.

Lo ideal sería que al menos una persona del profesorado o de la administración hubiera completado un curso de Vipassana de diez días en esta tradición y que haya un compromiso de darles a los niños la oportunidad de seguir con la práctica de meditación durante unos minutos todos los días. La dirección del colegio tendrá absoluta libertad para decidir en qué momento introduce esta práctica de alrededor de diez minutos dentro de su rutina diaria.

Hay que tener cuidado a la hora de decidir cuantos estudiantes participan en un curso. Un grupo muy grande puede ser difícil de manejar, mientras que en un grupo muy pequeño puede resultar más difícil crear una atmósfera coherente e inspiradora. En general, funcionan bien los cursos de entre veinticinco y cincuenta participantes. Sin embargo, este número puede variar dependiendo de la infraestructura, las instalaciones y otras condiciones. Lo ideal es que el curso se organice para todos los estudiantes de las clases participantes. Los maestros del colegio, meditadores o no-meditadores, podrán participar o asistir como observadores. Después del curso, los maestros no-meditadores que participaron practicarán con los niños - no les estarán enseñando. Hay un CD para la meditación en grupo disponible para usar en este contexto.

 

Pautas para los cursos en instituciones
  1. Para los cursos residenciales de Anapana, se debe disponer de dormitorios adecuados, duchas y lavabos separados para niños y niñas. También es necesario un comedor donde los niños y las niñas puedan sentarse por separado.
  2. El curso se organizará de tal forma que no haya otros estudiantes o personas presentes en las zonas donde se está llevando a cabo, ni en las zonas residenciales de los niños y las niñas participantes. Para garantizar este aislamiento, podría ser útil organizar los cursos en fines de semana o durante las vacaciones.
  3. Debe haber una habitación o sala lo suficientemente grande para que todos los meditadores pueden sentarse en el suelo sobre cojines o alfombras cómodas.
  4. Debe haber un sistema de sonido adecuado para escuchar las cintas y los CD con instrucciones y charlas, y también un reproductor de vídeo y TV para cursos en inglés o en hindi.
  5. La sala de meditación y la zona de dormitorios deben estar a suficiente distancia de carreteras y del tráfico como para garantizar el ambiente tranquilo y apacible necesario para la meditación.
  6. Es posible que sea necesario contar con algunos servidores que tengan experiencia como meditadores Vipassana para ayudar en el funcionamiento y en la gestión del curso.

 

Juegos organizados por voluntarios en Bélgica
Juegos organizados por voluntarios en Bélgica
Formulario de solicitud

(A ser llenado por administradores y directores de escuelas e instituciones para la organización de cursos de Anapana en sus instituciones).

  1. Nombre y dirección de la autoridad patrocionadora
  2. Nombre y dirección de la escuela / institución participante
  3. Nombre(s) de la(s) persona/s) en la institución que han realizado anteriormente un curso de 10 días y su posición dentro de la escuela (director, profesor, miembro del consejo de administración)
  4. Fechas de su primer y último curso
  5. Duración propuesta del curso (uno/dos/tres días)
  6. Edades de los participantes, detallando el número de participantes masculinos y femeninos.
  7. Información sobre las instalaciones disponibles:
    1. Sala de meditación
    2. Residencia e instalaciones
    3. Equipos de vídeo, micrófono y audio
    4. Instalaciones para las comidas.

 

Instalaciones para la meditación en Bélgica
Instalaciones para la meditación en Bélgica

Volver al inicio

Maestros

Traducciones

English
Français
한국어
Polski
Português
Pусский

Más información

Por favor visita www.dhamma.org/es